Cuenca, la ciudad flotante

Cuenca, ciudad de la que todos oímos hablar, famosa por sus Casas Colgadas, patrimonio de la Humanidad, tiene mucho más que ofrecernos que unas casas con una situación poco habitual. Empezaré por lo más evidente. Todo el casco antiguo de Cuenca está en lo alto de un cerro rocoso, flanqueada a un lado por el río Júcar y al otro por el río Huécar. Podemos perdernos por este laberinto de calles empedradas, siempre en cuesta, para descubrir algunos de los lugares más peculiares de Cuenca, como son la Senda del Hocino de Federico Muelas, el cristo del pasadizo, la plaza mayor, las cuevas de Fernando VII y por supuesto, las famosas Casas Colgadas, el reclamo de la ciudad.

Cuenca, ciudad Patrimonio de la Humanidad en Castilla la Mancha, España
Balcón colgado

A pesar de su frágil apariencia y el número de pisos, resisten valientemente el paso de las décadas.

Cuenca, ciudad Patrimonio de la Humanidad en Castilla la Mancha, España
Casas de Cuenca
Cuenca, ciudad Patrimonio de la Humanidad en Castilla la Mancha, España
Candados de amor
Cuenca, ciudad Patrimonio de la Humanidad en Castilla la Mancha, España
Calle de los números
Cuenca, ciudad Patrimonio de la Humanidad en Castilla la Mancha, España
Senda del Hocino de Federico Muelas

Además de todo lo bonito que hay para ver en Cuenca, otra de las cosas que me sorprendió fue la amabilidad de sus gentes. Con apenas 56.000 habitantes, Cuenca es una ciudad pequeña, donde la vida discurre tranquilamente. Esto lo transmiten al visitante, al que están encantados de recibir para que disfrute de su ciudad y de recomendar sus lugares favoritos.

Siguiendo el ejemplo, recomendaré los alojamientos donde estuve. Por un lado, los Alojamientos CH Victoria, un hostal muy acogedor en pleno centro de la ciudad nueva, regentado por asturianos, y por otro las Casas Rurales la Antigua Vaquería, en el cercano pueblo de La Melgosa.

Eso sí, a la hora de comer no todo fue tan bonito. Quizás fue porque escogí mal los restaurantes o los platos, pero en general bastante caros para lo ofrecido, y con la extraña manía de servir la carne poco hecha en su punto.

Cuenca, ciudad Patrimonio de la Humanidad en Castilla la Mancha, España
Cuenca y la piscina
Cuenca, ciudad Patrimonio de la Humanidad en Castilla la Mancha, España
Catedral de Cuenca
Cuenca, ciudad Patrimonio de la Humanidad en Castilla la Mancha, España
Calle blanca
Cuenca, ciudad Patrimonio de la Humanidad en Castilla la Mancha, España
Cuenca y la luna

En definitiva, Cuenca es una buena opción para pasar el fin de semana, y disfrutar tanto de la ciudad, como de la Naturaleza cercana, con las Torcas de los Palancares y las Lagunas de Cañada del Hoyo, el desfiladero del río Júcar, y la Ciudad Encantada. A tan sólo hora y media de Madrid, por autopista, se llega fácilmente a Cuenca, la ciudad a la que los turistas acuden a ver las Casas Colgadas y se quedan en la ciudad por todo lo demás.

Más información:

Sobre Víctor Gómez

¡Hola! Soy Víctor Gómez, fotógrafo y blogger de viajes. Me encanta la naturaleza, los coches y los helados. Viajo para conocer lugares sorprendentes, únicos, e inspirarte a visitarlos a través de mis fotografías. Intento hacerlo siempre lo mejor posible, por eso practico el turismo sostenible. Acompáñame, será divertido.

Comenta tu opinión sobre el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. He estado un par de veces en Cuenca y me parece una ciudad con mucho encanto y un entorno precioso…
    Bueno, he de decir que yo soy más de carne poco hecha, no como tú, jejeje
    Un saludo

  3. Pingback: CH Victoria Alojamientos en Cuenca - machbel

  4. Pingback: Teruel existe, doy fe - machbel

  5. Pingback: Feliz 2012, a ver que nos depara - machbel