Playas de New York, Coney Island y Rockaway Beach

Cuando uno piensa en New York, seguro que nadie se acuerda de sus playas, y es que la ciudad que nunca duerme no es precisamente famosa por su arenales. Si queremos disfrutar de la arena de la playa, la más famosa a la que podemos ir es Coney Island, en la parte sur de Brooklyn.

Vigilantes de la playa

Desde el corazón de la gran manzana hasta Coney Island podemos ir en metro. El trayecto dura sobre una hora, ya que hay que atravesar todo Brooklyn. El viaje es bastante interesante, pues veremos una cara diferente de New York, alejada de los rascacielos, y mucho más cercana a esos suburbios que nos muestran las películas de policías. Además, como el recorrido es bastante largo, los turistas no suelen venir hasta Coney Island, siendo un lugar genuinamente americano, cosa que comprobaremos nada más salir de la estación de metro.

En Coney Island nos encontraremos con 6 kilómetros de playa para tirar la toalla y disfrutar del sol alejados del tráfico. La playa es inmensa, aunque los días de sol se debe de llenar bastante, que aquí viven muchos millones de personas.

Escapando de la playa

Coney Island bajo la lluvia

Paseo Coney Island

Los pájaros

Cuando la visité no tuve suerte con el tiempo y llovió bastante, por lo que nada de pasear por la orilla mojándome los pies. Más bien me tocó correr debajo de los toldos mojándome entero. A pesar del mal tiempo, pude ver las famosas atracciones de Coney Island, y comprobar que aquí la gente viene a pasar el domingo. Hay puestos de comida y de feria por todos lados, así como un montón de personajes típicamente americanos.

Otra de las playas de New York es Rockaway Beach, situada al sur de Queens, el otro gran barrio residencial de la ciudad. Rockaway Beach es la mayor playa urbana de los Estados Unidos, y además está menos concurrida que Coney Island. Aquí no tendremos problemas para poner nuestra toalla.

Playa de Rockaway

Disfrutando del mar

Avión de publicidad

Vendedor en la playa

Hasta esta playa también podemos llegar a metro fácilmente, tardando poco más de una hora desde el centro de New York. Desde el aeropuerto JFK, situado muy cerca, tardaremos una media hora en llegar. Teniendo por delante una escala de varias horas, no pude resistirme a coger el metro y plantarme en Rockaway Beach. Así por lo menos toque la fría agua del océano atlántico y salí del aeropuerto.

Esta playa es bastante más tranquila que Coney Island, teniendo tan solo un paseo y antiguos edificios a su vera. Aquí no hay parques de atracciones ni puestos de feria. La zona parece que se ha quedado en los 60, lo que tiene su encanto, aunque no tanto como para perder un día en New York para llegar hasta aquí.

Arena

Keep off Jetty

Remero y remo

Paseo de Rockaway

Como playa no es ningún lujo. La arena tiene bastantes conchas y restos, el mar está muy frío y cubre a los pocos pasos de entrar. Curiosamente hay muchas gaviotas, que no tienen miedo a que nos acerquemos. Rockaway Beach es una gran playa, ideal para pasar el tiempo entre escalas, pero seguro que esta no va a ser la playa que nos cautive.

Con Coney Island y Rockaway Beach vemos que New York es más que rascacielos, y que las largas escalas en los aeropuertos no tienen porque ser aburridas.

Más información:

7 comentarios. ¡Dinos que te parece!

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Completamente de acuerdo contigo…quien viaja a Nueva York no piensa precisamente en playas…..
    De hecho yo no iría a verla así porque sí, creo que hay cosas más interesantes en New York, pero ahora que las he visto, quizás una escapadita un día fuera lo suyo…

    Un abrazo!!

  3. Estuve en Coney Island pero en la otra playa no, a mí personalmente no fue de las cosas que más me gustaron de NY y considero que es prescindible pero si sobra algo de tiempo no está mal!!! ;-)

  4. Las playas como digo no es ni que sean bonitas, solo estan bien para cambiar de aires y ver una new york más auténtica.
    Babyboom, que fue lo que más te gustó de la ciudad?

Deja un comentario