Maya (Amaiur), un pueblo de cuento en Navarra

El valle del Baztán, el más al norte de Navarra, tiene una gran cantidad de pueblecitos idílicos que además de conservar toda su esencia, están muy bien conservados. Uno de los que más me gustó fue Maya (Amaiur en euskera), un pintoresco pueblo con menos de 300 habitantes y que cautiva al visitante por su paisaje y tranquilidad, además de por una de sus especialidades gastronómicas, el talo.

Maya (Amaiur), pueblo de Navarra en el valle del Baztán. España

Entrada de Maya (Amaiur)

Llegar hasta Maya – Amaiur es muy fácil, pues está muy bien comunicado por carretera tanto con Pamplona, a 65km, como con Francia, a 12km. Lo que más nos llamará la atención al llegar al pueblo es el arco de la entrada, que nos da la bienvenida después de cruzar los prados de alrededor. Aunque parezca que el arco lleva ahí toda la vida, fue reconstruido hace pocos años, después de que un camión demasiado grande calculara mal y se llevara una parte del arco por delante. Algunas piedras del antiguo arco forman parte de la reconstrucción en miniatura que hay dentro del pueblo.

Maya (Amaiur), pueblo de Navarra en el valle del Baztán. España

Estampa primaveral de Maya (Amaiur)

Maya (Amaiur), pueblo de Navarra en el valle del Baztán. España

Caserón típico del valle del Baztan

Maya (Amaiur), pueblo de Navarra en el valle del Baztán. España

Pueblo de Maya (Amaiur)

Maya (Amaiur), pueblo de Navarra en el valle del Baztán. España

Vaca navarra

Maya (Amaiur), pueblo de Navarra en el valle del Baztán. España

Vista del valle del Baztán y de Maya (Amaiur)

El pueblo de Maya – Amaiur tan sólo tiene una calle, como en todos los pueblecitos pequeños. En esta calle se alinean todos los caserones y palacios, para terminar en la falda del monte Gaztelu, a pies del camino que nos lleva hasta los restos del castillo de Maya, perteneciente a la ruta de los Castillos de Navarra. En este castillo todavía se realizan excavaciones arqueológicas para averiguar más sobre su turbulenta historia de batallas y asedios.

El camino de Santiago también pasa por Maya – Amaiur, como atestigua la fuente para peregrinos, con su parte para beber y su parte para lavarse los cansados pies, aunque lo que de verdad agredecerá el peregrino y el visitante de Maya – Amaiur son los talos que hacen en el molino de Amaiur, situado a la entrada del pueblo, junto a la iglesia. Este es uno de los pocos molinos tradicionales que todavía siguen en activo, y que funciona únicamente con la fuerza del agua que mueve la gran piedra de moler.

Maya (Amaiur), pueblo de Navarra en el valle del Baztán. España

Fuente para peregrinos del Camino de Santiago

Maya (Amaiur), pueblo de Navarra en el valle del Baztán. España

Fuente para peregrinos del Camino de Santiago (Jakes Iturria)

Maya (Amaiur), pueblo de Navarra en el valle del Baztán. España

Reproducción del arco de la entrada

Maya (Amaiur), pueblo de Navarra en el valle del Baztán. España

Las nubes vuelan sobre la iglesia

Maya (Amaiur), pueblo de Navarra en el valle del Baztán. España

Molino e iglesia de Maya (Amaiur)

Los talos son unas tortas de maíz que se rellenan con queso, chistorra, tocino e incluso chocolate, y tras tenerlas unos minutos en el horno, ¡directas a la boca!. A mi personalmente me encantó la de queso con chocolate, sobre todo con un poco de sidra, y más aún disfrutando del entorno del molino, con las vacas mirando con envidia como nos comiamos los talos.

Maya (Amaiur), pueblo de Navarra en el valle del Baztán. España

Cajas para calcular cantidades de grano

Maya (Amaiur), pueblo de Navarra en el valle del Baztán. España

Haciendo un talo

Maya (Amaiur), pueblo de Navarra en el valle del Baztán. España

Preparación del talo

Maya (Amaiur), pueblo de Navarra en el valle del Baztán. España

Talo de queso y chistorra

Según nos contaba el cocinero y molinero, el talo es un plato típico que se vende sobre todo en las fiestas, pero que sabe mejor al prepararlo con maíz ecológico molido al estilo tradicional. Una buena forma de terminar la visita a Maya – Amaiur, y al frondoso valle del Baztán, donde el verde tiene un color muy peculiar.

Más información:

6 comentarios. ¡Dinos que te parece!

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Soy de Uruguay, pero mis antepasados vivieron aquí.
    Me encantaría conocer a algún Iribarren que viva allí.
    Saludos charrúas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.